Las hacen todas: 10 inolvidables ejemplos de actores-músicos

   Por: Mutis.cl     

Bruce

Fernanda Urrejola lo está haciendo con Jiminelson. Mitch Buchanon lo hace para quién lo pida. Son sólo los últimos ejemplos que tenemos de actores que están rompiéndola en la música, demostrando que un artista no tiene límites a la hora de extender los dominios de su talento. Si de talentos se trata, compilamos para ustedes una decena de casos chilenos y extranjeros que han dejado huella en la historia. Eso es lo que hacemos aquí: recoger las páginas que el dios de las artes ha escrito y que dejó tiradas y ponérselas a su disposición. De nada, humanidad.

 

1.- CLAUDIO REYES

Ya que hace poco pararon las chalas BB King y Ben E. King, hay que valorar que en Chile también tenemos nuestro artista con nombre monárquico: Claudio Reyes, que partió como galán (!) de teleseries y luego se decantó por la comedia. De esa primera etapa, la de galán, se desprende su incursión más seria en el canto, cuando se la jugó con una versión de “Por qué llora la tarde”, hit setentero del brasileño Antonio Marcos, que rebautizó como “La tarde está llorando”. El resultado fue tan pintoresco que pasó a la historia como ícono de distorsión mental y se ha ganado nuevas versiones, como la de La Gran Magia Tropical feat. el mismísimo Claudio Reyes. Material inmortal y de alto impacto.

 

 

2.- JARED LETO

Jared Leto es muy completo. Así, con rima y todo.  No solamente es un actor mino. También es un vocalista mino. Se ganó un Oscar por su actuación en Texas Walker Ranger (?), como para que nadie dude que en el arte de personificar a otros lo que hace es pura pinta. En cuanto a lo musical, con 30 Seconds to Mars la vida lo ha premiado más que al guatón Dávalos. Y no olvidemos que ha hecho cosas espantosas y también ha venido a Chile, haciéndonos sentir como que nos lleva en un rinconcito de su corazón bumbúm. Sus dos pasiones las mezcla con unos videos cuáticos, que duran como un día y medio pero que son el manso panorama para un@ que es youtuber.

 

 

3.- HUGH LAURIE

Cuando por estos días se ha hecho cool andar de pesado por la vida, recordemos que el que puso de moda ser pesado con estilo fue el Dr. Gregory House, muchas veces imitado, jamás igualado. Su personificador, el actor Hugh Laurie, se hizo tan famoso como el personaje, y ya con la tranquilidad que te da el ser figura, quiso probar en la música, tocando blues. Sacó su material y a pesar de la desconfianza que podía generar, resultó que no era nada de malo y tenía su onda. Incluso vino a Chile, donde demostró que no era pesado como House, sino una persona bastante dije (o “dige”, en caso que el vocablo provenga de “digerir”).

 

 

4.- WILL SMITH 

Es un poco injusto lo que nos pasa con Will Smith en Latinoamérica; su primer gran éxito en la canción vino de la mano de su protagónico en la serie El Príncipe del Rap. El rollo es que la voz del tema principal estaba doblado, entonces nunca vamos a escuchar de su boca el verso “en Filadelfia yo nací y crecí, con goma de mascar y basquetera feliz”. Injusto, porque esa voz que decía “al fin llegue a una mansión de lo más elegante y le dije al taxista ‘ponte desodorante’” marcó a la generación que creció viendo Video Loco. Y cuando escuchamos a Will cantar “Men in Black” o “Gettin’ Jiggy With It”, quedamos completamente eladios. En fin. Hoy Will Smith está más tatita, pero sigue siendo buena onda y de orejas grandes.

 

 

5.- DAVID HASSELHOFF

El que dio pie para que hiciéramos este recuento. David Hasselhoff se consagró como protagonista y realizador de series ícono de la cultura popular, como ‘Guardianes de la bahía’ (gracias por tanto) y ‘El auto fantástico’ (perdón por tan poco), pero su sueño siempre estuvo también en la música y desde tiempos inmemoriales intentó una y otra vez en este campo. El esfuerzo le valió llegar a cantar con Amaya Forch en el Festival de Viña, siendo el momento en que Amaya estuvo más cerca de irse a la capilla. Ya en pleno 2015, Hasselhoff lo hizo una vez más y en la mayor volada de cloro de la era moderna, nos sorprendió con esta epifanía:

 

 

6.- RAMÓN FARÍAS

Un emblema de las personalidades multifacéticas, que partió como actor, siguió como cantante y después como político (Claudio Reyes también entró a la política, pero duró poco). Los mal pensados dirán que fue lo mejor que podía hacer, porque en el rubro artístico no tenía mucho destino, pero ¿quiénes somos para decir lo contrario? La cosa es que el llamado del servicio público fue más fuerte y ahí está impulsando leyes muy útiles para el país. “Tïmida” fue uno de sus hits de culto.

 

 

7.- BRUCE WILLIS

Si un día se desatara la guerra intergaláctica, el general del batallón de la Tierra saldría entre Gary Medel y Bruce Willis. La chiquillada de estos tiempos puede no tener muy claro o que significa un héroe de acción, pero en los noventa, cuando pensamos que el mundo iba a explotar con la llegada del año 2000 (aparentemente la explosión sería sólo porque los computadores no tenían configurado el calendario para tener un año 2000), Bruce Willis nos salvó de muchas: asteroides, criminales del espacio mitad pelados-mitad con pelo, terroristas, alemanes, hackers, virus mortales y mafiosos. Entre tanto rescate, piola pasó que Bruce tiene un discón llamado The Return of Bruno, y toca la harmónica como si fuese un arma de destrucción masiva. En tu cara, Ashton Kutcher.

 

 

8.- SCARLETT JOHANSSON

La casi tocaya de la otrora Reina Guachaca Scarleth Cárdenas ha tratado de buscarle por todos lados con la música. Como tiene ganados sus admiradores en las artes visuales, cada intento aparece en todos lados. Sacó un disco con temas de Tom Waits en el que hasta David Bowie le hizo voces (!!!!!!!!!!!!!!!!!) y sacó otro a dúo con el vivaracho Pete Yorn. Entre medio, se ha teñido el pelo de muchos colores y ha hecho películas de las buenas y de las que parecen la saga de los Power Rangers. De todas mangueras, aplaudimos que haya homenajeado a Waits. Bien pudo tentarse en hacer un dueto con Paris Hilton. Así es que dedo para arriba.

 

 

9.- ALINE KUPPENHEIM

¿Conocen el chiste que dice “había una vez un calcetín, salió a la calle y se lo pusieron”? Así de clásico es “Que me pasa contigo”, una gema pop que Aline Kuppenheim cantó para darle el tema principal a El Amor Está de Moda, una teleserie que tenía de galán a Fernando Kliche. A este temón sólo le faltó unos coros de Cristián De La Fuente como para llevarlo a Hollywood. Un manjar, para qué vamos a andar con cosas. Lamentablemente, la intrépida juventud de la época se apropió del coro y lo convirtió en “qué me pasa contigo, oye CTM”. Así eran los noventa.

 

 

10.- JACK BLACK

Tiene nombre de whisky, pero no lo es. Dicen que es actor de comedia, pero acá tampoco estamos muy claros con eso. Jack Black, el enemigo mortal de Jack White si el mundo fuera una historieta, tiene una banda que surgió de la parodia llamada Tenacious D. Cuesta tomarlos en serio, pero al menos se anotan un golón tipo Gary Medel. Se supone que su tema “Tribute” nació de echar la talla en torno a “Stairway to Heaven”, y quizás por el buen árbol al que se arrimaron, la fórmula les resultó. Y claro, ustedes podrán decir que Jack Black es más sobreactuado que los lolos de los comerciales de Crush, pero en el video aparece Dave Grohl haciendo de Diablo y ahí es donde el círculo del payaseo se cierra de manera rutilante.

 

 

BONUS TRACK 1 – KAREN PAOLA

Caso excepcional, Karen Liecelotte Bejarano (no, no se llama Karen Paola realmente) partió como chica Mekano y le tocó actuar en esas extraordinarias miniseries como EsCool, Xfea2 y Don Floro. Pero su sueño era el canto, así que le dieron la oportunidad y le dio al palo al gato, como quien dice ven ven ven y hace bam bam bam. Ojo que la Chabe y Carlita Jara también iban a sacar disco pero nunca lo hicieron, así que no era para cualquiera. Lo bueno es que el fin de Mekano no frenó su producción y siguió sacando cosas, que viva la noche y viva el amor.

 

 

BONUS TRACK 2: ERNESTO BELLONI

Más que un comediante, Belloni es una fuerza de la naturaleza, que emergió del más rancio underground humorístico para convertirse en un fenómeno. ¿Y qué se hace con los fenómenos? Se les hace un disco. Así se dieron vida a un par de producciones, “El Copetengue” y “Camboyana”, esta última lejos la mejor, con canciones tan edificantes como “Tócame la corneta” y “Mamá está presa”. Hoy es un material un poco difícil de encontrar, pero un miembro de este staff lo tiene en su colección, así que si les interesa lo pueden pedir.

 

Comentarios

comentarios