Cancionero Metallico-Antártico, por Francisco Reinoso (@Reinosiano)

   Por: Mutis.cl     

Reinosiano

El concierto más bizarro del año seguramente será el de Metallica en la Antártica. Un show que pretende convocar atención respecto de la importancia del continente y por lo mismo es que la presencia mediática es importante. Radio Sonar enviará a uno de los suyos y la elección depende de tu voto. Nosotros nos mojamos el lo-cu y todo Mutis se abandera por el “reinocentrismo”. Francisco, amigo, esta campaña volveremos a estar contigo (más información en www.sonarfm.cl). Estos son sus favoritos de James Hetfield y compañía.

 

1-Whiplash

Un martillo en la cabeza.  Acá, Metallica llega a su propio extremo a través de un banquete de speed metal en alta definición.  ¡Cómo la rompían estos huevones! Hetfield y Ulrich echándose el equipo al hombro, al punto de firmar su fascinación por el punk más callejero de Gran Bretaña. Violencia necesaria.

 

 

2- Fade To Black

La primera balaba del grupo y un repaso obligado a las aprehensiones que tenían Ulrich y Hetfield con la muerte. Recuerdo muchas idas al colegio en Viña escuchando este tema en el walkman (viejazo) y lo inyectado que llegaba a clases. ¡Alucinaba con la entrada de la distorsión y los solos del final!

 

 

3- Battery

¿Qué se puede agregar de un disco como Master Of Puppets? No mucho. Al igual que millones de fans en todo el mundo, la primera vez que recibí el riff de Battery quedé peinado para atrás. Perfección de principio a fin. Quizás en ese mismo periodo, haya temas tanto o más impresionantes, pero pocas veces me ha impactado tanto la partida de un álbum.

 

 

4- Through The Never

Mucha lata se dio en los noventas por  el “polémico” giro de Metallica hacia un sonido más limpio y radiable con el Álbum negro. Yo lo encuentro un trabajo notable y “Through The Never”, parte de los puntos altos. Groove con estilo y hits para regalar. No me cabe la menor duda que varios detractores de la época mudaron su visión de este disco con el paso del tiempo.

 

 

5- Aint´My Bitch

Por años, odié Load. Cuando llegó a disquerías, nos juntamos con varios amigos de Viña a escucharlo, casi como un ritual. Y la decepción fue grande. Entramos a los 2000 y, poco a poco, fui tomándole el gusto a las canciones. Ahora las valoro, al punto que “Ain’t My Bitch” es una de mis favoritas en la historia de Metallica. Es lo lindo del rock. (Nota de la redacción: el rawk!)

 

Comentarios

comentarios