U2 – Songs of Innocence

   Por: Juan Ignacio Cornejo K.     


  Si esto es lo mejor que U2 podía ofrecer, mejor se inventaban un nuevo hobby.

¿Un disco de U2 sin canciones con vocación de himno? ¿Sin baladas para la tradición romántica del mundo? ¿Y con el primer single más insulso de su catálogo? Así de discreto es Songs of Innocence, el cuestionado y cuestionable nuevo álbum del cuarteto irlandés. Fue un proceso difícil, eso se sabe. Danger Mouse puso de lo suyo para que esto saliera adelante. Y dejando de lado cualquier crítica (a favor o en contra) a su estrategia con Apple, son demasiadas las escuchas que esta colección requiere para dejarte algo en la memoria. Eso es un hecho de la causa.

 

Este U2 suena a muchas cosas, pero lo único que realmente lo aterriza para los fanáticos de más de 30 años es la voz de Bono. Hay intentos de revivir glorias pretéritas en “Song for Someone”, “Iris” – la única que suena realmente a U2 en todo este caos – o “This Is Where You Can Reach Me Now”, y también se reconoce el intento por hacer cosas que los muestren modernos (“Volcano”, “Cedarwood Road”). ¿Y por qué no están “Ordinary Love” o “Invisible”? Ambas estaban para ser highlights de Songs of Innocence. Tristemente, de los 48 minutos que dura el disco, al menos 30 uno se pregunta ‘¿y este buque para dónde va?’. No, no hay caso: si esto es lo mejor que el cuarteto podía ofrecer, mejor se inventaban un nuevo hobby.

 

“The Miracle (Of Joey Ramone)”

Comentarios

comentarios