Willy, de Cultura Profética: “Somos un buen ejemplo de que siendo independientes sí se puede”

   Por: Paula Castillo     

cultura-profetica-chile-2014-fotorock 02

Hablar con Willy Rodríguez significa hablar con la voz representante del fenómeno más visible que hemos presenciado en la escena este último año: Cultura Profética.

Su nexo con Chile cada vez es mayor y resulta curioso. La publicidad no es problema para ellos, no la han necesitado. Su cercanía es fruto de la constancia y consideración con sus fans, especialmente aquí. Después de llenar dos Movistar Arena y cautivar la Quinta Vergara, los chicos de Puerto Rico llegarán por cuarta vez en menos de un año, esta vez como headliners del W Festival, para presentar un adelanto de su nuevo disco, en la etapa más emocionante de su carrera musical. De eso, de la vida y más, en la entrevista a continuación.

 

No puedo dejar de preguntar sobre lo que fue su presentación en el Festival de Viña. Tengo entendido que, en un principio, la comisión del festival los fue a ver al Movistar Arena. ¿Se lo esperaban así de pronto? ¿Qué recuerdos tienes de esos días?

- Pues mira, este, no nos esperábamos tan pronto y sí, es un deseo que teníamos desde hace muchos años, llegar al escenario de Viña. Pero realmente ha pasado en esta carrera que nosotros hemos hecho algo tan diferente que nunca vimos las posibilidades de llegar a ese tipo de foro. Por ejemplo, en los premios casi nunca saben dónde ponernos, qué género es el nuestro, entonces hay una confusión constante sobre lo que hacemos. Y por el tipo de temática que hemos trabajado en nuestra carrera, creo que ha tomado mucho tiempo llegar al lugar dónde estamos y lograr la credibilidad que tenemos, la complicidad que existe en el público y nosotros.

Precisamente tenía que pasar de la manera que fue, para que ahora estuviéramos disfrutando de este canal que está abierto. Y sí, tuvimos que hacer los dos Movistar Arena para poder movilizar la mentalidad general hacia nuestro trabajo y entendieran de qué se trata.

 

Y ciertamente, ustedes han apoyado la escena, la han fortalecido desde su género, desde lo que hacen desde hace 20 años. Sobre esto mismo, ¿creen que ahora hay una mejor recepción del reggae? ¿o que al menos se entiende mejor esta cosmovisión desde afuera?

- Yo creo que sí. De cierta manera, le da más respeto, más elegancia a lo que es. El público que movemos, la calidad de shows que hacemos no es música de unos pocos, nunca lo ha sido. Lo que pasa es que es más difícil mover la gente, pero sí, de cierta manera yo creo que especialmente espacio de Viña le dio más apertura a la gente, a escucharnos. Definitivamente.

 

Otro de los hitos de este año para ustedes fue tocar por primera vez en Cuba, en julio. No cualquier banda tiene ese privilegio. ¿Con qué impresión se quedaron del país?

- Tengo la pena de que fuimos por muy poco tiempo y el concierto iba a ser grabado para un especial acá en Puerto Rico, entonces estaba lleno de nervios, cuidándome lo más posible para que el tema que va a salir en el especial pues quedara como se supone. Para que quedara ahí, para la historia. Además, somos los únicos en el especial que grabamos el tema en vivo, todos los demás lo hicieron en el estudio, por lo que tuvimos que tirarnos a la aventura, lo que es muy bonito. Tiene toda la energía de estar tocando por primera vez frente a un público cubano, interpretando un tema de Silvio Rodríguez, que además es un ídolo de su país, de Latinoamérica y además es mi ídolo. Él fue el primer cantante que me enamoró con su música y gracias a él puedo decir que canto y escrito. Entonces sí, fue una tarea bastante fuerte, pero muy bonita. El tema está listo y estamos ansiosos porque sea diciembre, porque justo será la época en donde saldrá este especial.

Creo que con el público fue algo bien chévere porque tuvimos que ganarlo poco a poco. Allá en Cuba no llega el internet, que es por donde nuestra música se ha movido mayormente. Hasta hace un año que la gente está empezando a comprar tarjetas de internet y duran sólo una hora. Tú ves en la calle a gente en la esquina metidos en sus teléfonos, en sus computadoras o empezando a vivir esa etapa en la que nosotros llevamos muchos años. Nos encontramos con gente bastante dije, no conocían casi nuestra música y fue un reto mayor. Tuvimos que ganarlos poco a poco y al final, pues ya se empieza a generar esta complicidad, estuvo muy bonito. Yo creo que abrimos las puertas y de seguro vamos a volver.

 

 

Acabas de mencionarlo, que ustedes se manejan a través del internet, y de la autogestión -en torno a la difusión y las giras-, pero claramente debe ser difícil ahora. ¿Cómo ha sido este acercamiento con grandes productoras y agentes?

- Nosotros hemos trabajado independiente durante toda nuestra carrera y creo que ha sido la mejor manera porque tenemos control total de la calidad, de lo que queremos hacer. Además, la música mueve energías y nosotros vamos creando relaciones en cada país que vamos, con el productor; todo se hace artesanal, de boca en boca. Pero sí, con el tiempo hemos aprendido. Tenemos un manager que nos ha acompañado en el camino, y ya hemos dado con buenos productores. Lo que nos negamos es a firmar con disqueras, porque realmente las disqueras hoy lo único que hacen es chuparse los discos, no tienen cómo vivir. Entonces, cosas que los mismos artistas pueden hacer por su cuenta, las disqueras las toman y les quieren cobrar de todo un poco. Cobrarles hasta por la música que escribieron, y no solamente los discos, porque no se venden como antes, sino que les cobran por los shows, por cada respiro. No creemos seguir apoyando una industria que no cree en la música, sino que en hacer dinero de los artistas. Y somos un buen ejemplo de que siendo independientes sí se puede.

 

Y ustedes que ahora dimensionan las cosas en otro volumen, de manera más masiva, deben tener un equipo totalmente fortalecido. Además de los músicos mismos, tiene que haber un staff fortificado. ¿Cómo logran mantener eso después de 20 años?

- Y pues, día a día seguimos realizando el equipo, armándonos mejor con el tiempo, con las necesidades. Ahora mismo viajamos 19 personas y somos 12 en tarima. Todos los demás están preocupados de que las cosas salgan como deben y realmente, no llevamos tanta gente como necesitarían los grandes grupos. Nosotros somos muchos sobre el escenario y tenemos que aguantarnos un poco porque tiene que hacerse viable y ahí vamos cabalgando con los tiempos; seguimos creciendo, añadiendo personas que sean expertos en su área. Hasta ahora vamos muy bien, con respeto, con una buena relación. Como te dije, las relaciones son lo más importante, de eso se trata la vida.

 

Cada vez que hemos hablado con ustedes, les preguntamos sobre su nueva música, porque seguimos esperando. ¿Con qué nos van a sorprender ahora, los próximos meses?

- Mira, estamos próximos a sacar un tema nuevo. Nosotros la última vez que estuvimos en el Movistar estrenamos una canción que se llamaba “Música sin tiempo” y teníamos pensado mostrar ese tema como un sencillo, pero pasó que nos metimos a grabar el disco, grabamos este tema, nos enamoró bien el caso de la situación económica que se vive en Latinoamérica, en donde en estos momentos, en especial Puerto Rico, la situación con Estados Unidos nos tiene estrangulados, entonces hay un tema que se llama “Le da igual” y trata la idea de cómo si los que están arriba no se inmutan, nada va a cambiar y bueno, estamos próximos con eso (…)

Ese tema lo vamos a estrenar en Chile en diciembre, junto con otro más. Los estamos barajando para que sea un concierto bastante completo y con sorpresas.

 

Oye, ¿y esa temática también apunta a lo que quieren mostrar en el disco? Bueno, ustedes están hablando de temas súper contingentes, antes hablando de la despenalización y cultivo de la marihuana, y ahora crítica social…

- Esa ha sido la temática general de Cultura, desde el comienzo. Lo que pasó fue que en llegó el momento en que sentía que hacía falta también documentar el lado dulce, ¿no? Cosas tan lindas, y nos dimos ese espacio, que es muy obvio, va al grano, pero en un próximo disco estamos haciendo un balance de todas las temáticas. No es que salieran temas como “vamos a componer sobre crítica social”. No, las canciones salen poco a poco y hasta ahora, creo que es un poco temprano establecer cuál es la temática general del disco, pero sí vienen temas sociales bastante sólidos, tantos como viene temas de amor. Es un disco bastante variado.

 

 

Cultura Profética en el W Festival
Fecha: 12 de diciembre
Recinto: Estadio Bicentenario de La Reina
Entradas: desde 34 mil pesos en Puntoticket

 

Comentarios

comentarios