Cheap Trick: La Leyenda de Budokán

   Por: Mutis.cl     

Cheap Trick

logo UDP 300x172 Cheap Trick: La Leyenda de Budokán

Por Gonzalo Valdés, estudiante de Licenciatura en Literatura en la Universidad Diego Portales

 

Si bien cualquiera relaciona a Cheap Trick automáticamente con “The Flame”, hay más que eso. Porque diez años antes de ese golazo multiplatino, en 1978, estaban haciendo historia en Japón. Ya llevaban lanzados tres discos en estudio y no fueron pescados ni en bajada en Estados Unidos, así que el plan de emergencia -y moda de entonces- era grabar un disco en vivo, usando de locación el Budokan de Tokio.

 

El resto se sabe, pero sólo unos pocos lo recuerdan: el LP fue grito y plata, salto inmediato a la fama -y hasta el recinto se hizo famoso-. Lo de ellos es otra cosa, un rock sin grandes pretensiones pero que es ganchero, bastante oreja y melódico; pero para mala cueva siempre fueron subvalorados, relegándolos como “los hermanos menores de Aerosmith”.

 

Ahora, a 35 años desde que tomaron al mundo por asalto, decidieron tocar en las principales ciudades de Estados Unidos el disco completo: las 19 canciones al hilo y en orden, desde el primer acorde de “Hello There” hasta rematar con “Clock Strikes Ten”. Oportunidad única en la vida de ver ese remake, desde la grabación del anunciador, gritando a todo hocico antes de comenzar: “Alright, Tokyo! Are you ready? Will you welcome, epic recording artists: Cheap Trick!”.

 

 

Sí, bueno, es una pena no alcanzar a ver nada que saliera desde 1979 -ah, claro, y que el baterista original por ahora no esté tocando con ellos-, pero el precio me parece justo: es una cosa o la otra, y ese que se haya quedado pataleando no tiene idea del calibre de show que se presentó por edición limitada. ¿Se supo algo de todo eso por aquí? Poco y nada, a lo más un concierto en Nueva York -en el que fue el antiguo CBGB- transmitido en directo por internet.

 

Pareciera que Cheap Trick está condenado a pasearse sólo por su país natal, quizás también hacer una que otra aparición por Canadá y Japón. El resto nos chupamos el dedo y miramos de lejos, porque la gran mayoría ni siquiera conoce el nombre del grupo que canta esta canción… ¿Cómo se llamaba? ¡Ah, sí, “The Flame”!

 

Comentarios

comentarios