El Legado Musical

   Por:      

Freddie Mercury cancionero

UTarapaca 300x172 El Legado Musical

Por Milo Zepeda, estudiante de la Universidad de Tarapacá. 

 

Día de limpieza y mi madre, quien tomaba las riendas, se disponía a dramatizar a Palmenia Pizarro, Selena o Cecilia mientras pasaba por aquí y por allá su escoba. Extrañado la miraba, ¿qué onda con ella? Yo sólo me acurrucaba en mi pieza y me dedicaba a aislarme de aquél molesto ruido.

 

Era sábado, y como de costumbre, mi viejo ponía a todo chancho Queen, Kiss o Quiet Riot. Extrañado le miraba, ¿cómo era posible que pudiese escuchar esa música tan satánica? Estaba llena de gritos y ruido provenientes de los variados instrumentos musicales, me ardían los oídos.

 

Recuerdo que por esos años estaba el boom de Nicole, Soda Stereo, La Ley y otros tantos artistas latinoamericanos. Pero yo gustaba de oír el pop anglo de las recién comenzadas Britney Spears, Christina Aguilera y otras tantas canciones sueltas.

 

La primera vez que una canción de Rock llegó a gustarme tanto tanto fue tras escuchar la legendaria voz de Dolores O’Riordan (Cranberries). Era mi primera experiencia cercana con uno de los géneros que no soportaba a esa edad.

 

Le pregunté a mi papá sobre este tipo de música y de los artistas de su época (los ochenta) nombres como AC/DC, U2 o Blondie comenzaron a sonar. Hice el mismo ejercicio con mi querida madre. El resultado no fue tan distinto.

 

Tras un par de años creciendo y tratando de encajar con algún movimiento musical, tras escuchar millones de artistas, tras leer incontables reseñas y aprenderse variadas letras, me resultó imposible no acordarme de lo antaño y empezar a tararear justamente esas canciones que al ser un niño no entendía o no quería escuchar.

 

Canciones como “We Will Rock You” o “El Chico del Apartamento 512” te hacen ver como creces y añades artistas que ni imaginabas serían parte de tu repertorio normal, tras pasar de un fuerte y rápido “Collapse” (Rise Against) hasta un sereno “Cariño Malo” (Palmenia), y es cuando valoras no sólo la educación y valores que te entregaron tus progenitores sino una manera de recordarlos a cada momento para cuando se hayan ido.

 

Comentarios

comentarios