The Skatalites: inventores de la buena vida

   Por: Mutis.cl     

The Skatalites

Más allá de qué tan precisos sean los cargos, son pocos los artistas de la historia de la música a los que se les atribuya la invención de un estilo por cuenta propia. Es el caso de los Skatalites, responsabilizados por los libros de historia como los creadores del hoy ultra masificado ska.

 

Dice la leyenda que después de digerir mucho R&B gringo, en Jamaica empezaron a adaptar los sonidos de lo que llegaba al espíritu local. Nombres como Fats Domino (particularmente su canción “Be My Guest”, piedra filosofal de lo que sería el ska y cubierta por los Skatalites hace algunos años) y en general la esencia del sonido de New Orleans pasaron por manos de músicos de jazz y lo que resultó fue un sonido celebratorio, que todo el país abrazó tras su independencia del imperio británico en 1962.

 

Ahí entran a la pelea Rolando Alphonso, Lloyd Brevett, Don Drummond, Jah Jerry Haynes, Lloyd Knibb, Tommy McCook, Jackie Mittoo, Johnny Moore, Jackie Opel, Doreen Shaffer y Lester Sterling como la primera alineación de Skatalites, publicando material mayormente instrumental, tanto para composiciones propias como versiones de clásicos llegados de Norteamérica.

 

A los Skatalites se les califica como una institución porque en muchos términos representaron más que una sola banda. Se desconoce de cuántas grabaciones han participado porque durante los sesenta fueron banda de soporte de decenas de singles de otros, variando alineaciones dependiendo la grabación y resultando una cuna para muchos músicos.

 

 

Justamente para evitar ser opacados por vocalistas que hacían uso de sus servicios y no les acreditaban el mérito, los Skatalites se lucieron con sus instrumentales. “Silver Dollar”, “Guns of Navarone”, “Phoenix City” o “Corner Stone” son algunas de las múltiples canciones que adornan su catálogo. Entre las excepciones que contaban con voces activas está “Simmer Down”, uno de los himnos de la música jamaiquina.

 

El camino de los Skatalites se pavimentó en paralelo con la de The Wailers, la banda de siempre de Bob Marley, cruzando influencias e instalando a Jamaica como un centro creativo para Centroamérica, con el ska y el reggae como exportaciones no tradicionales. A los antecedentes y publicaciones que sus integrantes traían en solitario, bastaron dos años de trabajo (1964 y 1965) para cambiar la historia de la música occidental. Increíblemente, en agosto del ’65 el conjunto decidió poner fin a su breve existencia, incapaces de controlar el huracán que habían iniciado y el conflicto derivado de la detención de Drummond, por presunto asesinato de su novia. En 1969 Drummond falleció en la cárcel.

 

Pasaron casi 20 años para que los Skatalites retomaran su camino, cosechando la inmensa popularidad que empezaron a tener en la medida que la otra música jamaiquina, el reggae, fue llegando a Europa y EEUU. En el intertanto, los caminos de los miembros se fueron cruzando más de una vez, colaborando repetidamente y ya en la segunda mitad de los setenta se reformaron de manera extra-oficial, tocando en discos de otros y dejando algunas actuaciones en vivo.

 

Fue recién en 1986 que The Skatalites se reforma por completo, tanto como banda de acompañamiento de gente como Bunny Wailer o Prince Buster, y con giras propias. Skavoovee fue su disco de regreso, recién en 1993, y el elepé los impulsó a sus presentaciones más exitosas a la fecha en EEUU.

 

Al día de hoy, sólo dos fundadores de los Skatalites están todavía vivos. Ambos (Doreen Shaffer y Lester Sterling) siguen tocando y recorriendo el mundo, a ya 50 años del inicio de su revolución alegre y que invita a la buena vida.

 

THE SKATALITES EN CHILE – SIEMPRE VIVO REGGAE

31 de mayo, Teatro Caupolicán, desde las 12:00 hrs.

Bandas invitadas: Alborosie, Protoje, Quique Neira, Fidel Nadal, Brother Culture Meets Rootz HiFi, Esencia Maestra, King Kong Click y más

 

Las entradas están a la venta por Puntoticket.

 

Comentarios

comentarios