Kasabian por fin lo hizo

   Por: Paula Castillo     

   ¿Y como estuvo?: Bonito y justiciero
   ¿Cuánta gente andaba?: 6000 personas
   ¿Cuánto duró?: Una horita
   ¿Cuánto sonó?: Bien, aunque nada extraordinario
   El momento para el recuerdo: 

kasabian_coca-cola_Gary Go-10

“We fucking did it!” fue la frase que repetía Tom Meighan, entre canción y canción. Kasabian debió presentarse en el Caupolicán en octubre de 2012, sin embargo, complicaciones de salud de Sergio Pizzorno, guitarrista del grupo, impidieron los sueños de sus seguidores por aquella época. Esos días están olvidados, para nuestra fortuna.

 

Al atardecer, el Coca Cola Stage recibía a los british, que se atrevieron inmediatamente con una de las potentes de 48:13: “bumblebee”. Pero la repartija fue justa y se amortiguó con “Days are Forgotten”, de categoría. No cabe dudas en que sus integrantes estaban cómodos; su comunicación con la gente era fluida y participativa. Les dedicaron una canción a los de la primera fila y no cesaban de pedir las manos arriba.

 

Lo de Kasabian era temazo tras temazo y nos lo merecíamos. “Underdog”, “Club Foot” y “Empire” colmaron la lista y de seguro que más de algún curioso se sintió integrado. Qué digamos, las canciones de los presentes tienen ese toque de familiaridad y disfrute inmediato; un ejemplo es lo que sucedió con “Fire”, en el momento cúlmine. Todo el mundo se sacudía y ellos lo agradecieron. “All You Need Is Love”, nos dijeron. Sólo eso.

 

Comentarios

comentarios