Pearl Jam: Un destello de energía y amor mutuo

   Por: Paula Castillo     

   ¿Y como estuvo?: Perfecto, hermoso.
   ¿Cuánta gente andaba?: 60 mil personas
   ¿Cuánto duró?: 2 horas y media
   ¿Cuánto sonó?: Bien
   El momento para el recuerdo: Todo, en especial cuando tocaron "Light Years" e "Imagine"

pearl jam - chile 2015 - fotorock - 11


Fotos por Ignacio Orrego

Pearl Jam
Miércoles 4 de noviembre / Estadio Nacional

-

8 minutos pasaron desde las 21 horas y las pifias se hacían sentir. El Estadio Nacional, como pocas veces visto, no quería seguir esperando, pero entonces aparecieron uno a uno: Jeff, Matt, Stone, Mike, Boom y Eddie para instalarse en sus lugares. “Pendulum” los primeros acordes del show inicial del tour sudamericano de Pearl Jam, en el contexto de su último trabajo, Lightning Bolt (2013).

 

Hubo silencio en el entorno, lo que es normal al inicio de un concierto de PJ. La observación por parte de la banda, acompañada de una selección de temas introspectivos, los fue empapando de a poco con el ambiente.

 

Los hits del último elepé pasaron rapidito: “Mind Your Manners”, “Sirens”, “Lightning Bolt” y “Swallowed Whole”, quienes se cruzaron con los clásicos de siempre: “Nothingman”, “Cordury” e “Even Flow”. En otras palabras, el encuentro de un Pearl Jam en exploración y un Pearl Jam maduro; un Pearl Jam en retrospectiva.

 

Eddie Vedder no paró de gozar. Sus libretos nos sorprenden a cada uno en el estadio: desde mencionar a la radio oficial 3 veces, hasta saludar a los Campeones de América. Y el gesto del “manjarsh” con el vino, que quedará por siempre en los archivos de los momentos más notables de conciertos en nuestro país.

 

El frontman por fin dio muestras de su estrecho vínculo con el público chileno. Y eso mismo aprovechó para probar variadas dinámicas, entregándonos el momento más especial de la noche, cuando 60 mil voces entonaron el cover de “Imagine”. Un destello de luz y energía que pocas veces se sintió tan fuerte en un show de PJ por estos lugares -y en el mismo Estadio-.

 

Este jolgorio fue que el igualmente permitió un setlist con varias sorpresas y dos canciones que nunca habíamos escuchado en Chile: “In Hiding” y “Light Years”, un himno que muchos destacaron como otro de los puntos altos; además, la banda lo dedico a dos fans que murieron trágicamente a principios de año en Ovalle. Fuertísimo.

 

 

No estuvo “Jeremy” -lo que fue una sorpresa-, pero se los perdonamos. Y es que las sensaciones al ver a Pearl Jam en vivo siempre son distintas, ningún concierto de ellos se puede comparar. He ahí su esencia y la que nos hace adictivos a verlos en cada regreso. Que vuelvan cuando quieran.

 

 

Comentarios

comentarios